Diferentes tipos de drones para proyectos topográficos

El mundo de los drones está en constante crecimiento y
en el mercado existen gran variedad de opciones pero no todos tienen las mismas
funciones. Cada proyecto topográfico necesita un dron que se adapte a lo que se
necesita realizar. 

 

Drones multirrotor o multicopteros

Se trata de drones que tienen más de dos rotores. Son muy estables, ya que todos los motores se encuentran a la misma distancia del centro de gravedad de la aeronave.

 

 

Ofrecen mucha versatilidad y eficacia en las operaciones debido a su sencillo montaje y pilotaje. Por un lado se elevan y aterrizan verticalmente como si fuera un helicóptero. Y por otro, su gran punto fuerte es que pueden permanecer estáticos en un punto concreto. Tal vez por eso sean los drones más utilizados a nivel civil, tanto para uso profesional como recreativo.

 

Estos drones se pueden utilizar en grandes superficies o en proyectos muy específicos, especialmente en inspecciones de estructuras (presas, puentes, aerogeneradores…), de torres eléctricas, ya que nos permite realizar vuelos oblicuos e instalarles sensores o cámaras con las que enfocar los elementos que queremos inspeccionar en tiempo real.

Se clasifican según el número de rotores:

·         Tricóptero: tiene 3 motores, cada uno en un extremo.

·         Cuadricóptero: Tiene 4 motores. Dos rotores se mueven en el sentido de las agujas del reloj y los otros dos, en sentido contrario. Esto favorece un aterrizaje seguro.

·         Hexacóptero: Tiene 6 motores. Como en el cuadricóptero, tres motores van en el sentido de las agujas del reloj y los otros tres, en sentido contrario. Al tener dos motores de más tenemos un mayor potencia de elevación.

·         Octocóptero: Tiene 8 motores lo que le otorga mayor estabilidad y potencia que los anteriores.

Drones de Ala fija

Son drones que funcionan con una única hélice y tienen un aspecto parecido a un pequeño avión. Puede ir equipado con motor eléctrico o de explosión lo que le da gran autonomía, permaneciendo en vuelo por horas.

 

Para nosotros es un dron ideal para grandes superficies de terreno como parques de energías renovables o proyectos de ingeniería civil, donde el dron recoge gran cantidad de datos que posteriormente analizamos.

Pero no todo son beneficios, sus principales limitaciones son:

·         Algunos requieren de un medio de lanzamiento y aterrizaje, como una lanzadera.

·         Espacio suficiente sin obstáculos para despegue y aterrizaje.

·         No puede pararse en un punto concreto como hacen los multirrotores.

Capacidad reducida de carga de pago (payload o conjunto de sensores)

Drones híbridos

Hay un antes y un después de la aparición de este tipo de drones. Son drones de ala fija, equipados con dos o más motores adicionales, así que combina los beneficios de ambos modelos. Por un lado, ofreciendo la duración y velocidad de vuelo de un dron de ala fija. Y por otro, la capacidad de despegue y aterrizaje vertical de los drones multirrotor.

Uno de sus puntos fuertes es su capacidad para mantenerse en vuelo al menos dos horas con su carga máxima, lo que se traduce en:

·         Aumento de los tiempos de vuelo

·         Disminución de los tiempo de aterrizaje y despegue entre cambios de batería

·         Mejora de la seguridad

·         Posibilidad de completar la mayoría de trabajos en un solo vuelo.

Funcionan muy bien para proyectos de grandes superficies que necesitan gran automomia de vuelo, pero cuando no se dispone de una zona de despegue y aterrizaje amplia y despejada. Por ejemplo: Levantamientos topográficos de parques eólicos en zonas escarpadas..